• English
  • Français
  • Català
  • Português
+34 954 930 980
  • English
  • Français
  • Català
  • Português

etiquetas medios ambiente

En Grupo Lappí trabajamos para elaborar etiquetas sostenibles, respetuosas con el medio ambiente. Y lo hacemos para satisfacer la demanda del mercado, tanto del consumidor final como de nuestros propios clientes.

El cuidado del medio ambiente preocupa cada día a un mayor número de personas. Conceptos como sostenibilidad, impacto ambiental o huella de carbono se han ido introduciendo poco a poco en nuestra rutina diaria. Los consumidores tienen cada vez más en cuenta cómo trabaja el fabricante en este sentido. En nuestro caso, en cómo fabricamos etiquetas.

En nuestro ámbito de trabajo, las certificaciones de cadena de custodia aseguran al consumidor final que los productos obtenidos a partir de la madera (en nuestro caso, el papel con el que elaboramos las etiquetas) han estado controlados desde su origen y son sostenibles.

Pero los esquemas de certificación de cadena de custodia no sólo supervisan el origen de la madera, sino que además se aseguran de que su extracción se ha realizado siguiendo estrictos criterios sociales. El objetivo es que las explotaciones forestales sean sostenibles en el tiempo. En concreto, en Grupo Lappí contamos con las certificaciones FSC y PEFC.

Por una parte, se ha incrementado la demanda de este tipo de productos por parte de los clientes finales. Por otra, los productores también quieren ofrecer productos con una garantía sólida acerca de su origen. Por todo ello, la disponibilidad de papeles certificados se ha incrementado considerablemente en los últimos años.

En este sentido, para Grupo Lappí cada vez es más sencillo encontrar una alternativa a los materiales clásicos que cuente con alguno de los dos sellos de cadena de custodia (FSC o PEFC). Así, sin afectar al diseño o al desempeño de las etiquetas en la etiquetadora, es posible imprimir el mismo producto garantizando el origen sostenible de la madera utilizada en su producción.

Con la incorporación de los logos de estas certificaciones en las etiquetas, el consumidor final puede tener información del origen de los materiales utilizados en los productos y nuestros clientes pueden diferenciar así sus productos en el lineal de venta frente a otros que no posean dichos sellos.