• English
  • Français
  • Català
  • Português
+34 954 930 980
  • English
  • Français
  • Català
  • Português

Han transcurrido ya casi 54 años desde que, en 1959, Antonio Lappí González fundara Lappí Industrias Gráficas, empresa que derivó en lo que hoy conocemos como Grupo Lappí Industrias Gráficas. Desde entonces, la compañía ha vivido una senda de constante crecimiento que la ha llevado a liderar la fabricación de etiquetas en España y ser un claro referente de este mercado en Europa.

Entrevista a Carlos Mas, director comercial y de marketing de Grupo Lappí

entrevista Carlos Mas infopack

INFOPACK: Con una trayectoria tan amplia en el mundo de la etiqueta, es de suponer que Grupo Lappí haya pasado por situaciones de todo tipo…
CARLOS MAS: Sin duda, hemos vivido hitos muy importantes, como son la introducción en nuestra oferta de las etiquetas adhesivas, que se remonta a 1994, el relevo generacional, que se produjo en 1997, el traslado en 1999 de la fábrica de Sevilla a sus actuales instalaciones (Dos Hermanas) o la adquisición en 2004 de la fábrica de Barcelona (Gràfiques Lappí Martorell).

IP: ¿Y cómo se ha desarrollado este 2012?
CM: También ha sido un año importante, en el que hemos finalizado el Plan Estratégico que debe guiarnos hasta 2016 y, de acuerdo con el mismo, hemos acometido un importante proyecto de reorganización y ampliación de nuestra estructura comercial, lo que hoy nos permite contar con delegaciones comerciales en toda España, así como en otros mercados que entendemos pueden ser determinantes para el desarrollo futuro de nuestra empresa.

IP: ¿Qué servicio, de entre todos los que ofrecen, está creciendo más en la empresa?
CM: Nosotros creemos firmemente en la especialización como vía para maximizar la eficiencia, la calidad y, en definitiva, la competitividad. Es por ello que nuestros servicios se centran única y exclusivamente en la etiqueta. En el Grupo Lappí sólo fabricamos etiquetas. Lógicamente, esta especialización nos permite abarcar un amplísimo abanico de etiquetas, por lo que podemos dar soluciones a prácticamente todas las necesidades de nuestros clientes: etiquetas de cola fría, etiquetas autoadhesivas, etiquetas con diferentes características funcionales, como son las etiquetas de seguridad, etiquetas antifalsificación, etiquetas promocionales “peel-o!”, etiquetas con codificación alfanumérica variable (muy utilizadas en el ámbito promocional y en las D.O.’s de aceites, vinos, etcétera), etiquetas de alto valor añadido (es decir, con acabados especiales tipo stamping frío, stamping caliente, serigrafía, relieves, etcétera), etiquetas con sistema Braille, etcétera y, por supuesto, fabricamos también sleeve, etiquetas clear on clear, no label look, through label, etcétera. Todo ello en un amplísimo abanico de materiales y soportes, como son papeles estucados, papeles antihumedad, papeles antigrasa, papeles metalizados, gofrados, verjurados, holográficos, polipropilenos, polietilenos, etcétera.
En definitiva, somos capaces de aportar todo tipo de soluciones a las necesidades de nuestros clientes en materia de etiquetado. Cada producto que fabricamos es un traje a medida que se corresponde con unos objetivos específicos, dictados por nuestro cliente. Estos objetivos, además de la correcta transmisión de su imagen de marca, pueden abarcar muchos otros aspectos. Por eso es importante para nosotros ser una empresa altamente especializada en la fabricación de etiquetas. Dentro de este amplio rango de productos, son las etiquetas autoadhesivas y el sleeve las que están experimentando un mayor índice de crecimiento, dada su mayor versatilidad y la mejora del rendimiento en su aplicación conseguida por los fabricantes de las máquinas etiquetadoras, si bien siguen existiendo algunas diferencias con las velocidades de etiquetado que se obtienen con las etiquetas encolables.

IP: En cuanto al tipo de cliente que tienen, ¿se especializan también en algún sector en concreto?
CM: En Grupo Lappí hemos perseguido siempre tener una alta diversificación en cuanto a los sectores económicos en los que se encuadran nuestros clientes. Así, lideramos la fabricación de etiquetas en sectores como las Bebidas y Refrescos o las Aguas Minerales, al mismo tiempo que tenemos un fuerte posicionamiento en otros sectores como Alimentación, Vinos y Licores, Aceites o los productos de Limpieza. Por lo tanto, nuestra facturación se encuentra muy repartida entre todos ellos, logrando una importante estabilidad. Lógicamente, en estos tiempos aquellos sectores que tienen un mayor potencial exportador, como pueden ser el de los Aceites, los Vinos o determinados subsectores de Alimentación, son los que experimentan un mejor comportamiento.

entrevista Carlos Mas infopack clientes

IP: ¿Ha variado el perfil del cliente en estos últimos años debido a la crisis económica?
CM: En lo que a nosotros respecta, la crisis no se está traduciendo en un cambio evidente del perfil de los clientes, aunque lógicamente los clientes que tienen una mayor actividad internacional están adquiriendo más relevancia.
Sin embargo, de acuerdo con nuestra experiencia la crisis sí está provocando un cambio evidente en las pautas de compra de los clientes, que tienden a reducir drásticamente sus stocks, lo que hace que en nuestra oferta el componente de servicio sea cada vez más importante.
Las reducciones de plazos, la puntualidad en las entregas, la rapidez en la elaboración de los presupuestos, etcétera, se están convirtiendo en factores determinantes de la venta, sin menoscabo del precio, claro.

IP: Grupo Lappí está sólidamente consolidado en el mercado ibérico. ¿Cuáles son sus expectativas de crecimiento?
CM: El Grupo Lappí Industrias Gráficas lidera el mercado nacional en lo que respecta a la etiqueta encolable, y somos uno de los principales actores en cuanto a la etiqueta autoadhesiva y el sleeve. Aun así, creemos que es posible mantener nuestra tendencia de crecimiento, especialmente en lo que respecta a la etiqueta autoadhesiva y el sleeve, segmentos en los que esperamos afianzar a corto plazo nuestra posición de liderazgo.

IP: Se insiste en que la expansión al mercado internacional es una de las principales vías de crecimiento en el entorno actual…
CM: Desde hace muchos años entendemos que nuestro mercado no puede limitarse a España. Nuestra vocación internacional nos ha ayudado a desarrollar con el tiempo una amplia cartera de clientes tanto en Europa como en África y en Hispanoamérica.
El principal destino de nuestras exportaciones son los mercados en donde tenemos una oficina comercial propia, como son Francia, Reino Unido e Irlanda, Caribe y Marruecos, pero exportamos también a otros países como Alemania, Austria o Portugal, o a diversos países del África Ecuatorial. En este año 2012 hemos iniciado con éxito las exportaciones a Chile y entre nuestros objetivos figuran también otros países Latinoamericanos que ofrecen un importante potencial, como es el caso de México.

IP: ¿Hacia dónde se dirige este mercado el mercado español de la etiqueta autoadhesiva?
CM: La etiqueta autoadhesiva en España viene experimentando un constante crecimiento durante los últimos cinco o seis años. En este año de crisis, esta tendencia se ha mantenido, aunque probablemente a un ritmo menor de lo previsto y en 2013 podría sufrir una desaceleración.
Como consecuencia, numerosos fabricantes que realizaron notables inversiones para atender una demanda creciente afrontan ahora un escenario que para 2013 se puede caracterizar por el estancamiento de la demanda, lo que inevitablemente derivará en una mayor presión sobre los márgenes comerciales, que ya han sufrido un fuerte deterioro en 2012. Pero no cabe duda que, antes o después, la etiqueta adhesiva recuperará con fuerza su tendencia de crecimiento, por lo que es importante que las empresas nos preparemos para ello.

Carlos Mas entrevista infopack

IP: ¿Y dónde observa Grupo Lappí las oportunidades, si las hay?
CM: Por supuesto que hay oportunidades, pero hay que trabajarlas. No “caen” del cielo. Para nosotros es esencial trabajar en tres direcciones, como son la maximización de la eficiencia productiva, lo que conlleva necesariamente «flexibilizar nuestra capacidad productiva para adaptarla en todo momento a la evolución de la demanda; la innovación, aspecto que trabajamos en cooperación con nuestros proveedores para desarrollar tintas, barnices, materiales y técnicas de aplicación que nos permitan ofrecer productos diferenciados; y, lógicamente, la internacionalización.

IP: ¿Qué dirección van a tomar las inversiones de la compañía?
CM: Tenemos en perspectiva realizar inversiones a corto plazo para aumentar nuestra capacidad productiva de etiqueta adhesiva, pues nos encontramos cerca del punto de saturación productiva y no debemos alcanzarlo, ya que ello implicaría cierta pérdida de nuestra calidad de servicio.
También estamos considerando posibles inversiones en impresión digital, con el objetivo de dar un mejor servicio a necesidades puntuales de nuestros clientes, si bien no creemos que sean una línea de negocio de gran desarrollo para nosotros, dado su perfil de cliente.

IP: ¿Qué pilares sustentan la filosofía empresarial de Grupo Lappí?
CM: Aunque somos una empresa industrial, que requiere de importantes inversiones en maquinaria, somos conscientes de que al mismo tiempo somos una empresa de servicios, pues toda nuestra producción se realiza a medida y es distinta para cada cliente. Por eso, nuestra filosofía empresarial está totalmente orientada al cliente, a quien ponemos en el centro de nuestra organización. Entendemos que el Servicio al Cliente no es una responsabilidad exclusiva del área Comercial, sino que toda la empresa gira en torno al cliente y, por tanto, las áreas de Producción, Administración, Finanzas, etcétera, también deben tenerlo presente en sus procesos de toma de decisión.

IP: ¿Qué ofrece Grupo Lappí que le haga diferente en este mercado tan competitivo?
CM: Nuestros valores descansan en tres conceptos básicos: la Confianza, el Compromiso y la Competitividad. Para nosotros no se trata de palabras puestas en un documento bien redactado, sino de principios que impregnan nuestras estrategias y que fundamentan la necesaria diferenciación respecto de nuestros competidores.
De ellos derivan decisiones muy importantes, como es nuestra estrategia basada en multicentros productivos. Somos la primera empresa en España en disponer de varias fábricas, lo que nos permite tener una mayor proximidad geográfica con el cliente y darle un mejor servicio, además de una mayor especialización en función del parque de maquinaria de cada fábrica.
También deriva de estos valores la decisión de establecer sedes comerciales permanentes en los mercados exteriores, pues ello implica un elevado compromiso con los mismos y favorece el desarrollo de una relación de con!anza con nuestros clientes.
El Compromiso nos obliga a anticiparnos a las necesidades del cliente, lo que conlleva estrechas colaboraciones con nuestros proveedores estratégicos para poder ofrecer nuevas soluciones que impliquen mejoras económicas, de calidad y de eficiencia para nuestros clientes. Ponemos mucho empeño en ello porque sabemos que este sentido de la anticipación favorece el establecimiento de una relación de Confianza con el cliente.

IP: Por último, ¿desea lanzar algún mensaje a los asociados de la ANFEC (Asociación Nacional de Fabricantes de Etiquetas en Continuo?
CM: Me gustaría lanzar un mensaje positivo y esperanzador. Creo que estamos demasiado inmersos en un entorno negativo, lo que no nos ayuda en nada a mejorar nuestra situación. Evidentemente ahora toca apretar los dientes y empujar. Pero merece la pena hacerlo porque siguen habiendo oportunidades, y quienes sepan aprovecharlas serán quienes superen y salgan reforzados de esta crisis.
Romper el círculo vicioso no es fácil, pero ¡está en nuestra mano!