• English
  • Français
  • Català
  • Português
  • English
  • Français
  • Català
  • Português

Con la adquisición de Gràfiques Llopart, una empresa de más de 60 años, muy enraizada en la zona del cava y especializada en etiquetas enológicas, Grupo Lappí ha hecho una apuesta muy importante para implementar su filosofía de proximidad y sus objetivos estratégicos.

Grupo Lappí tiene entre sus objetivos un crecimiento no sólo cuantitativo sino cualitativo. Por eso siempre ha valorado aspectos que, en determinados sectores,resultan clave: el servicio, la atención personalizada, la comprensión de las necesidades y problemas concretos del sector, el valor añadido que le podemos ofrecer…

Esta filosofía está en la misma base del Grupo Lappí, que tiene claro que las etiquetas tienen que ser un vestido a medida para el cliente, no un prêt-à-porter. Esto es especialmente así en un sector como el vino o el cava, con unos tirajes menores que los de otros sectores y unas exigencias cualitativas y de servicio muy específicas.

La fábrica de Sant Sandurní se inscribe en esta filosofía de especialización y atención personalizada que hace del Grupo Lappí el único con una estructura descentralizada, con tres centros en España y múltiples delegaciones en otros países.

La fábrica de Sant Sadurní aporta al Grupo clientes importantes de una zona enológica clave, como Miguel Torres, Albet i Noya, Freixenet, Juvé y Camps o Cavas Gramona, entre otros. Pero no sólo de proximidad geográfica se trata, sino también de especialización en un sector del conocimiento de unas necesidades determinadas. Así también se incorporan clientes de otras zonas vitivinícolas en toda la geografía española, como Soto de Torres, Venta d’Aubert, o Bodegas Meravén.

En definitiva, con la fábrica de Sant Sadurní Grupo Lappí continuará haciendo lo que siempre ha hecho y sabe hacer: trajes a medida, ahora con más posibilidades y para nuevos clientes con los que, sin duda, vamos a crecer cualitativamente.