• English
  • Français
  • Català
  • Português
  • English
  • Français
  • Català
  • Português

diseñadores

Inauguramos hoy la sección “Aprendiendo de los diseñadores” en nuestro blog para daros a conocer el trabajo de los diseñadores gráficos con los que colaboramos en Grupo Lappí. Y lo hacemos de la mano de Ruska Martín Associates y su alma mater, Francisca Martín, una profesional formada en Barcelona con un estilo muy polivalente que deja plasmado en cada una de sus creaciones.

Desde su caja de lápices de colores, con la que dibujaba todo lo que se le ocurría, hasta las mejores etiquetas para vinos o los diseños más originales para todo tipo de marcas, la carrera de Francisca Martín ha sido imparable.

Os invitamos a conocerla un poco más de cerca a través de esta entrevista realizada en una de sus últimas visitas a nuestras instalaciones de Sant Sadurní, donde tenemos el lujo de trabajar en equipo.

—¿En qué momento y por qué empezaste a diseñar?
—Empecé a diseñar para financiarme los estudios de Bellas Artes en Barcelona en el 1986, pero por entonces ya llevaba dibujando y diseñando todo lo que se me ocurría cada vez que me encontraba con una caja de lápices de colores.

—¿Qué es lo que más te apasiona de tu trabajo como diseñadora?
—Las posibilidades de conexión del mundo del arte con el diseño gráfico y cómo despertar emociones con mis trabajos. Sin olvidar la satisfacción de ver finalmente el éxito en las ventas del producto, también gracias al buen diseño.

—¿Qué o quién ha sido tu influencia o tu inspiración más importante para tu trabajo como diseñadora?
En primer lugar, el arte, y en segundo lugar, mis 4 años de trabajo junto a Salvatore Adduci en Barcelona.

—¿Cómo describirías tu estilo?
—Mi estilo es muy polivalente, no se puede definir porque cada proyecto significa un diferente y nuevo reto.

—¿Qué es lo que más te agrada diseñar?
—Disfruto diseñando conceptos e ideas para crear marcas y nuevos conceptos en el ámbito del vino.

diseñadores

—Dinos algún diseño que te haya marcado por su dificultad o necesaria implicación.
—Los diseños de las etiquetas para Bodegas La Purísima de Yecla, la serie de vinos ecológicos “Old Hands” y la serie de monovarietales “Consentido”. En ellas hay todo un trabajo de “Story telling” y he procurado cuidar hasta los más mínimos detalles, ya sean de diseño, redacción o producción.
Imagino que todo esto lo han podido reconocer los jurados de los Diseños Red Dot y de los premios de diseño Deutscher Designer Club e.V., pues estamos muy orgullosos de haber recibido recientemente dos premios.

—¿Qué tiene de característico o especial el diseño de etiquetas de vinos?
—El mundo del vino es un mundo lleno de sorpresas y detrás de este mundo se esconden unas personas maravillosas que aman su trabajo y que luchan año tras año, a pesar de todas las dificultades en el campo, para que su producto final sea cada vez mejor.
La función del diseño es despertar la primera impresión seductora de un producto tan fascinante como lo es el vino.

—¿Cuál ha sido el mayor reto al que te has enfrentado a la hora de diseñar una etiqueta?
—Creo que el mayor reto ha sido la serie MESA, una marca blanca para la empresa alemana Wein & Vinos que sacamos al mercado en el 2010; el reto en este caso fue crear una marca propia de una serie indefinida de vinos de precio económico pero que a la vez tenía que aparentar el doble de su precio. En este caso concretamente, tuvimos la suerte de tener el apoyo de Lappí para realizar experimentos y pruebas serigráficas antes de finalizar el primer “Master“.
Llevamos ya unos 32 MESAS desde entonces en el mercado alemán y hemos creado un verdadero “statement“ con este producto. Los clientes siguen pidiendo y comprando las “MESAS” en Alemania.

diseñadores

—¿Qué habilidades o capacidades crees que debe desarrollar necesariamente un diseñador gráfico?
—Lo más importante, creo yo, es la fantasía ilimitada. No ceñirse en primer lugar en lo que te pide un cliente, sino en ofrecerle siempre un Plan B.

—¿Creativo se nace o se hace?
—Sobre esta cuestión se podría discutir largamente sin llegar a ninguna conclusión. Es una pregunta difícil que podría dar para un artículo de muchas páginas…

—¿Qué elementos influyen al hacer un diseño, aparte de la creatividad?
—Otros factores muy importantes son los técnicos. Muchas veces necesitamos probar papeles y técnicas nuevas. A veces la fantasía se puede ver limitada si uno no encuentra los medios necesarios para poner en la práctica. En uno de nuestros últimos diseños, el cliente nos exigía para los mercados de China y de Oriente unos efectos brillantes que no acompañaban a los diseños que ya teníamos acabados. Gracias a las pruebas que hicimos con los impresores de Lappí en Sant Sadurní, conseguimos, a través de una plancha serigráfica de fondo, un efecto limpio y brillante para las etiquetas y sin pecar de “kitsch“. Pienso que el apoyo de un equipo de profesionales técnicos es imprescindible para la finalización de un diseño de, en muchos casos, muchos meses de trabajo.

diseñadores