• English
  • Français
  • Català
  • Português
+34 954 930 980
  • English
  • Français
  • Català
  • Português

 

etiqueta de cava

etiquetas de cava catalán

La etiqueta de cava catalán, una vez que la crisis de consumo interno se va superando poco a poco, y que las exportaciones crecen a 8% anual en 2013, con unas previsiones de 13% ventas en 2014, se pone de actualidad en el sector por cuanto las empresas de etiquetas que sirven a este sector tienen una oportunidad de negocio que va exigir nuevos esfuerzos tecnológicos y logísticos.

La propia característica de la Denominación de Origen Cava, con una alta concentración de la producción en la comarca del Penedés, y concretamente en Sant Sadurní de Noya, pero con un cada vez más importante protagonismo de otras comarcas productoras, hace de este segmento un mercado interesante al par que altamente competitivo.

Los 130 millones de botellas de Cava que se vendieron en 2010 en sus tres variantes, Cava, Cava Reserva y Cava Gran Reserva, ve en sus ventas en el exterior el verdadero motor de futuro de un vino que mantiene una alta relación precio-calidad que facilita su entrada en los mercados en detrimento del champán.

La adquisición ya en el año 2004 de Gráfiques Martorell, y la más reciente adquisición de Gràfiques Llopart en el propio municipio de Sant Sadurní D’Noia, ha cambiado el centro de gravedad del grupo andaluz, y lo ha colocado en una posición de liderazgo en un sector donde no se regala nada y donde el conocimiento de las peculiaridades del cliente es crítico.

Grupo Lappí fabrica actualmente 30 millones de etiquetas bajo la D.O. Cava, con la homologación correspondiente del Consejo Regulador, y la dirección comercial prevé un crecimiento no inferior al 50% para la campaña 2014.

Las claves del éxito en este sector, están en la adaptación y la innovación continua: “este es un mercado en el que las marcas son poseedoras de una fuerte y orgullosa tradición, pero que innovan a toda velocidad en los formatos y diseños. Eso nos exige a los fabricantes de etiquetas mantener un alto nivel tecnológico y una estricta política de cumplimientos de plazos y requerimientos. No es un mercado para proveedores ocasionales. Es un trabajo para especialistas. Nosotros estamos ahí y aportamos a nuestros clientes calidad, seguridad y precio”.

Las tres factorías del Grupo Lappí, están permitiendo aplicar políticas de compras, logística y producción que resultan ventajosas para sus clientes de este segmento, el del Cava, tan importante en España y en el exterior.