• English
  • Français
  • Català
  • Português
+34 954 930 980
  • English
  • Français
  • Català
  • Português

impresión de etiquetas

Grupo Lappí ha incorporado recientemente a sus instalaciones nueva maquinaria para la impresión de etiquetas. Se trata de nuevas herramientas que permiten aumentar la productividad con sistemas innovadores y modernas prestaciones que facilitan el trabajo de impresión de etiquetas y proporciona grandes resultados.

La nueva máquina MPS EF-520, que tiene la capacidad de producir etiquetas adhesivas, sleeves y wrap around (envolventes) ya está funcionando a pleno rendimiento en la planta de impresión de etiquetas de Sevilla. Esta máquina, de la firma MPS, cuenta con un ancho de impresión de 520 milímetros y un ancho de banda de 530 milímetros. Además, posee ajuste automático de impresión, 10 colores flexo, 10 secadores UV, barra de volteo, interfaz Icontrol para la solución de tirajes cortos, software intuitivo que facilita la operatividad y cámara de control remoto para el ajuste de la impresión.

A la incorporación de esta máquina hay que sumar el sistema Non Stop, el primero que instala la firma Kocher+Beck en España, de la mano de su representante para el mercado español, Tecnocut. Este sistema permite empalmar las bobinas sin necesidad de parar la producción y sin que haya grandes desajustes ni demasiada merma en el proceso de impresión de etiquetas.

La unión de ambos componentes, la máquina MPS EF-520 y el sistema Non Stop de Kocher+Beck, permite aumentar la productividad de la planta de impresión de etiquetas que Grupo Lappí tiene en Sevilla. Toda la maquinaria está fabricada con materiales de primera calidad y emplea tecnología de última generación. Utiliza bobinas de un metro de diámetro, imprime a 150 m/mm. y empalma las bobinas de cualquier tipo de material. Está preparada para trabajar con todo tipo de materiales (papel, plástico, autoadhesivos…) de diferentes grosores y a altas velocidades.

Este nuevo equipamiento, que incorpora modernas prestaciones, gran versatilidad y facilidad de manejo, ha supuesto la mayor inversión realizada por Grupo Lappí en 2015 y es sólo la primera de las futuras nuevas máquinas para la impresión de etiquetas que se irán incorporando a sus plantas en los próximos años.